Amy Goodman*
Le demuestran a Trump qué es el liderazgo