Contra la necedad y la ignorancia... / Opinión