Preocupa la “mano dura” de la Guardia Nacional en la frontera sur

COMUNICA.-Amnistía Internacional (AI) manifestó su preocupación ante "la inquietante situación" en la frontera sur de México tanto por el despliegue "de mano dura" de 6 mil elementos de la Guardia Nacional para controlar el ingreso irregular a territorio mexicano de miles de migrantes, como por los riesgos de que se presente una detención masiva de personas solicitantes de asilo. Acciones que, subrayó, violan el derecho nacional e internacional.

El organismo civil internacional emitió una acción urgente dirigida a la titular de la Secretaría de Gobernación, Olga Sánchez Cordero, en la que llamó la atención sobre esas medidas que "ponen en grave peligro" a familias migrantes, en especial a los menores de edad, y no impedirán que las personas que así lo decidan huyan de sus países.

AI instó al gobierno de Andrés Manuel López Obrador a impedir las detenciones arbitrarias de migrantes y solicitantes de asilo, a garantizar que no se detenga en ningu?n caso a nin?os o nin?as, y a sustituir el despliegue de la Guardia Nacional "por una respuesta humanitaria que evalu?e individualmente las necesidades de las personas que entran en Me?xico".

En este llamado urgente, Amnistía recordó que el pasado miércoles 5 de junio, con un númeroso despliegue de militares, policías federales y agentes migratorios, se detuvo, cerca de Metapa, Chiapas, al menos a 400 personas migrantes provenientes de Centroamérica, entre ellos niños y adolescentes, a quienes "llevaron a un centro de detención ya de por sí saturado, y a muchas las deportaron al día siguiente son explicar es adecuadamente su derecho a pedir asilo o a explorar otras opciones migratorias en México". Incluso se les mantuvo por más e ocho horas sin comida y alguna.

Para AI este tipo de operativos "resulta especialmente inquietante por los cientos de nin?os, nin?as y bebe?s que corren peligro de ser detenidos en condiciones que pondri?an su salud fi?sica y mental en grave peligro y violari?an las leyes mexicanas que prohi?ben detener a menores en centros para migrantes".

Agregó que la detencio?n masiva de migrantes y solicitantes de asilo sin una evaluacio?n previa individualizada viola el derecho internacional. "Estas detenciones y expulsiones aceleradas socavan el derecho de las personas que huyen de su pai?s a buscar proteccio?n internacional, y tambie?n su derecho al debido proceso. Asimismo, la devolucio?n de personas a territorios en los que su vida o su seguridad pueden correr peligro viola el derecho internacional".

AI consideró que el despliegue de 6 mil elementos de la Guardia Nacional a la frontera sur, anunciado viernes por el gobierno federal, es una "de táctica de mano dura que se suma a una serie de respuestas cada vez ma?s duras a las miles de personas migrantes y solicitantes de asilo en la frontera sur de Me?xico en las u?ltimas semanas, que han incluido mantener a los solicitantes de asilo detenidos durante meses en celdas concebidas para estancias de 48 horas y deportaciones aceleradas sin permitir que los migrantes accedan a asistencia letrada o conozcan adecuadamente sus derechos".

De acuerdo con el Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (Acnur), se calcula que entre 400 mil y 500 mil personas entran irregularmente por la frontera sur de Me?xico cada an?o, y que al menos la mitad de ellas podri?a necesitar proteccio?n internacional en calidad de refugiadas. Muchas de ellos proceden de El Salvador, Honduras y Guatemala, "algunos de los pai?ses ma?s peligrosos del mundo. Huyen a causa de las situaciones de violencia y falta de proteccio?n gubernamental en sus pai?ses".
 
JCAC