evidencias locales nacionales internacionales
-A   A   +A
Poner la casa en orden / Editorial
EDITORIAL


COMUNICA, 17 de Enero 2014.- Los asuntos nacionales giran indefectiblemente en torno a procesos económicos. Cualquier país que pretenda crecer, desarrollarse en función de vida digna para sus habitantes, tiene que atender, primeramente, el rubro económico. A partir de este se generan condiciones de educación y salud según el grado de crecimiento o desgaste de su poder económico. Catalogado México como uno de los más bajos de Latinoamérica en su desempeño económico, enfrenta los efectos devastadores de regímenes anteriores. Ni duda cabe. Los mexicanos reconocemos esto pero también demandamos su pronta y eficaz resolución. Muchos son los factores que intervienen en esta problemática: el bajo poder crediticio en apoyo empresarial y doméstico; el sector de economía informal y sus establecimientos de baja productividad; monopolios energéticos y de telecomunicaciones; el bajísimo nivel de escolaridad que nos sitúa en el último lugar de los países presentes en la prueba PISA (Programa Internacional para la Evaluación de Estudiantes); unos cuantos aspectos entre tantos otros que se ven aún más debilitados debido a los bajos salarios –aumentaron los empleos con sueldos de hasta tres salarios mínimos y bajaron considerablemente los de más de tres-, así como el aumento de impuestos que repercute en el ingreso disponible del trabajador. Para el economista británico Jim O´Neill México es una de las nuevas promesas de la economía mundial, apuesta al ímpetu de la edad de Peña Nieto y sus colegas y ve satisfactoriamente las reformas impulsadas por el ejecutivo federal, siempre que “sean capaces de poner la casa en orden”.

Toda generación tiende, generalmente, a rechazar los cambios, no importa si son profundos o se quedan apenas en la superficie, pero México ya tenía la necesidad de dar el paso y alejarse de las inercias de todo tipo. Las reformas impulsadas ya están ahí, hay que enfrentarlas, legitimarlas con leyes secundarias que hagan de ellas modelos de competitividad, eficiencia y eficacia. Los legisladores de las entidades federativas y del Congreso de la Unión, deben mostrar de qué harina están hechos para cocinar el pan exquisito y fortificante que México requiere. Está claro que los sucesos violentos de Michoacán y otras partes de la república son provocados por el desencanto, la decepción de los habitantes por sus autoridades, legisladores y clase política. Nadie llega a la rebeldía sin causa; quien empuña un arma es producto de la desesperación: el dolor y la tristeza de los hijos embrutece.

Deben ejecutarse con prontitud y efectividad las reformas, además de los proyectos de infraestructura, apoyo a la vivienda y mayor flujo de crédito a las pequeñas y medianas empresas. Si el eslogan del gobierno federal está concentrado en el concepto de Mover a México, es necesario que el mercado interno se mueva. Hay que inyectar dinamismo al empleo, a la inversión y al poder adquisitivo. El gobierno de la república asegura que este 2014 será de crecimiento económico para México. Es lo que deseamos y requerimos con urgencia. La esperanza nunca muere.


Esta es una opinión de los internautas, no de COMUNICAcampeche.com
No esta permitido publicar comentarios contrarios a los de las leyes mexicanas o injuriantes
Nos reservamos el derecho de eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
Avísanos de comentarios fuera de tono
Normas para comentar en COMUNICAcampeche.com