evidencias locales nacionales internacionales
-A   A   +A
Migración; un negocito entre presidenciales / Aída Alcalá Campos*

La secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero, advirtió que no se permitirá a los migrantes utilizar territorio mexicano sólo como tránsito para llegar a Estados Unidos.


EXCLUSIVA COMUNICA (junio 2019).- No entiendo esto de la discriminación a los migrantes que necesitan transitar por México para llegar a Estados Unidos. Oír, leer las declaraciones de la exministra Sánchez Cordero quiebran toda sinceridad y respeto que dice tener a los migrantes; a aquellas personas que han tomado una decisión que a ningún ciudadano del mundo le gustaría tomar: salir de su patria, dejar a sus familias, enviar a sus hijos adolescentes a un futuro incierto y quizá hasta fatalista.


¿Cuál es la razón por la que se dirigen a USA? ¿Qué los impulsa a atravesar el bellísimo, pero exasperantemente largo y fatigoso territorio mexicano? La respuesta es sencilla: México solo puede ofrecerles la misma situación de la que están huyendo, la vida exigua, precaria, en la que apenas subsisten. Así de simple, así de claro, así de grave.

México y los mexicanos, es verdad, somos hospitalarios, nos preciamos de ello porque seguiremos siéndolo. No es el nuevo gobierno quien ha instaurado este carácter nacional tan distintivo de nuestra sociedad indígena y mestiza. Es tan fácil recordar al más grande dramaturgo mexicano Juan Ruiz de Alarcón, considerado una de las figuras más destacadas del teatro español de los Siglos de Oro, de quien sus ilustres contemporáneos en la España de aquel entonces lo ridiculizaban por su físico -jorobado y bajo de estatura- y se burlaban de su cortesía y civilidad de franco origen americano.

Lo que aun menos entiendo es que el ejecutivo (en campaña electoral permanente) del gobierno actual, prometedor de un México más justo y menos corrupto (jamás podrá alguien eliminar este flagelo) esté ofreciendo trabajo a los migrantes, como les dice por consigna presidencial la de Gobernación: “Estamos de verdad ávidos de que ellos se incluyan en la sociedad, que ellos estén deseando incluirse y nosotros incluirlos en la sociedad y en nuestro país”… ¡pero qué declaraciones tan absurdas cuando la cabeza del gabinete federal en turno ha generado tanto desempleo en nuestros connacionales!, ¡cuando este hombre dice, reitera y exige vivir con austeridad en nuestro amada patria! De plano no entiendo ese doble discurso, esa farsa mediática y demagógica tan viperinas.

México en verdad es un país de refugio, de asilo, y a esta virtud de nuestro pueblo se acogen los migrantes y, por supuesto, es un derecho humano solicitarlo y una obligación moral asistirlos en su tránsito hacia otros lares, si así lo desean. Negarles asilo no solo es injusto y materia de corrupción, sino es también inhumano. Como también es inhumano, injusto y corrupto engañarlos ofreciéndoles en México una mejor y más digna vida cuando los mismos mexicanos no la disfrutamos y nos estamos hundiendo por el capricho, la frivolidad, el desorden, la soberbia, la ineptitud supina del presidente de la nación.

El representante de la ACNUR en México necesita estudiar, leer aunque sea, la historia de los refugiados españoles en nuestro país donde, en aquel entonces, México presentaba circunstancias más favorables y los migrantes de España también: “El exilio español acogió a cineastas, escritores, pintores y científicos […] la contribución de la comunidad española en su país de acogida fue notoria en universidades, cultura y economía” (Tomado de eacnur.org, 15 Septiembre 2017).

Al “ganso” mexicano el “carancho” estadunidense lo tiene casi ahorcado, casi; así le conviene. El 2 de febrero de 1848, siendo presidente Antonio López de Sta. Anna, autoproclamado "Alteza Serenísima" y Dictador Vitalicio (tomado del periódico morenista Regeneración), México perdió la mitad de su territorio por la guerra con Estados Unidos, el resto del suelo mexicano lo estamos perdiendo a pasos agigantados gracias a “ya saben quién”.

*Aída Alcalá Campos, articulista de nuestro Grupo Editorial Comunica, ha sido catedrática de Literatura y fundadora de la cátedra Cervantes y su tiempo en la Facultad de Humanidades de la UAC; también impartió las materias de Sociolingüística y Lingüística General de la Escuela de Periodismo y Ciencias de la Comunicación del IC y ponente en diversos congresos nacionales e internacionales sobre estos temas.?

JCAC

 

Esta es una opinión de los internautas, no de COMUNICAcampeche.com
No esta permitido publicar comentarios contrarios a los de las leyes mexicanas o injuriantes
Nos reservamos el derecho de eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
Avísanos de comentarios fuera de tono
Normas para comentar en COMUNICAcampeche.com